Fragmentos: 1984

Posted by admin | Posted in Libros y manuales | Posted on 20-01-2011

0

Tomado textualmente de wikipedia:

“Mil novecientos ochenta y cuatro (más conocida como 1984) (en inglés Nineteen Eighty-Four) es el título de una novela política de ficción escrita por George Orwell en 1948 y editada en 1949. En la novela el estado omnipresente obliga a cumplir las leyes y normas a los miembros del partido totalitario mediante el adoctrinamiento, la propaganda, el miedo y el castigo despiadado.

La novela introdujo los conceptos del siempre presente y vigilante Gran Hermano, de la notoria habitación 101, de la ubicua policía del pensamiento y de la neolengua, adaptación del inglés en la que se reduce y se transforma el léxico –lo que no está en la lengua, no puede ser pensado-. Muchos comentaristas detectan paralelismos entre la sociedad actual y el mundo de 1984, sugiriendo que estamos comenzando a vivir en lo que se ha conocido como sociedad Orwelliana.”

Fragmentos tomados de la novela:

(los siguientes párrafos son tomados del documento ¨Teoría y práctica del colectivismo oligárquico¨ hallado por el protagonista de la novela)

CAPITULO I
La ignorancia es la fuerza

Durante todo el tiempo de que se tiene noticia probablemente desde fines del período neolítico ha habido en el mundo tres clases de personas: los Altos, los Medianos y los Bajos. Se han subdividido de muchos modos, han llevado muy diversos nombres y su número relativo, así como la actitud que han guardado unos hacia otros, ha variado de época en época; pero la estructura esencial de la sociedad nunca ha cambiado. Incluso después de enormes conmociones y de cambios que parecían irrevocables, la misma estructura ha vuelto a imponerse, igual que un giroscopio vuelve siempre a la posición de equilibrio por mucho que lo empujemos en un sentido o en otro.

Los objetivos de estos tres grupos son por completo inconciliables. Los Altos quieren quedarse donde están. Los Medianos tratan de arrebatarles sus puestos a los Altos. La finalidad de los Bajos, cuando la tienen -porque su principal característica es hallarse aplastados por las exigencias de la vida cotidiana-, consiste en abolir todas las distinciones y crear una sociedad en que todos los hombres sean iguales. Así, vuelve a presentarse continuamente la misma lucha social. Durante largos períodos, parece que los Altos se encuentran muy seguros en su poder, pero siempre llega un momento en que pierden la confianza en sí mismos o se debilita su capacidad para gobernar, o ambas cosas a la vez.

Entonces son derrotados por los Medianos, que llevan junto a ellos a los Bajos porque les han asegurado que ellos representan la libertad y la justicia. En cuanto logran sus objetivos, los Medianos abandonan a los Bajos y los relegan a su antigua posición de servidumbre, convirtiéndose ellos en los Altos. Entonces, un grupo de los Medianos se separa de los demás y empiezan a luchar entre ellos. De los tres grupos, solamente los Bajos no logran sus objetivos ni siquiera transitoriamente. Sería exagerado afirmar que en toda la Historia no ha habido progreso material. Aun hoy, en un período de decadencia, el ser humano se encuentra mejor que hace unos cuantos siglos. Pero ninguna reforma ni revolución alguna han conseguido acercarse ni un milímetro a la igualdad humana. Desde el punto de vista de los Bajos, ningún cambio histórico ha significado mucho más que un cambio en el nombre de sus amos.”

CAPITULO III

La guerra es la paz

“Sin duda, era posible imaginarse una sociedad en que la riqueza, en el sentido de posesiones y lujos personales, fuera equitativamente distribuida mientras que el poder siguiera en manos de una minoría, de una pequeña casta privilegiada. Pero, en la práctica, semejante sociedad no podría conservarse estable, porque si todos disfrutasen por igual del lujo y del ocio, la gran masa de seres humanos, a quienes la pobreza suele imbecilizar, aprenderían muchas cosas y empezarían a pensar por sí mismos; y si empezaran a reflexionar, se darían cuenta más pronto o más tarde que la minoría privilegiada no tenía derecho alguno a imponerse a los demás y acabarían barriéndoles. A la larga, una sociedad jerárquica sólo sería posible basándose en la pobreza y en la ignorancia. Regresar al pasado agrícola -como querían algunos pensadores de principios de este siglo- no era una solución práctica, puesto que estaría en contra de la tendencia a la mecanización, que se había hecho casi instintiva en el mundo entero, y, además, cualquier país que permaneciera atrasado industrialmente sería inútil en un sentido militar y caería antes o después bajo el dominio de un enemigo bien armado.”

 

Restaurando muebles de madera

Posted by admin | Posted in Bricolaje | Posted on 18-01-2011

0

QUIZ-J

Que deberías hacer si estas tal vez algo escaso de mobiliario, y tu vecino te ofrece unas sillas de madera con su mesa, en no muy buenas condiciones?

A- Me ofendo y le digo que no, no puedo aceptarlo que otros botan, ademas están feas y rotas.

B- No es un evento tan relevante como para poner en facebook.

C- No se como hacerlo.

D- Aceptas las sillas, las restauras tu mismo, aumentas tu mobiliario y presumes de tus nuevas sillas.

En la mayoría de los casos la madera solo ha perdido el acabado que tenía originalmente en su superficie, ya sea por sucio, grasa, o simplemente desgaste debido al uso y exposición al medio ambiente.

En este caso debemos lijar la madera para poder devolverle su acabado natural, si la madera la superficie no está muy deteriorada podemos utilizar lija no demasiado abrasiva para luego aplicar una nueva capa de sellador. Este caso siendo el más favorable  no es para nada el más común, si usted ha decidido restaurar sus muebles le aseguro que es por que se encuentran realmente muy deteriorados, (al menos ese ha sido el caso de las sillas que se aprecian en la fotografía inferior).

Asumiendo que el mueble se encuentra muy deteriorado (hablo de la superficie) la tarea de lijar manualmente incluso con papel de lija número 100 (muy abrasiva), se torna excesivamente tediosa. Por experiencia propia después de 2 horas notará que no ha avanzado nada. Además teniendo en cuenta que deseamos dejar el mueble como nuevo es muy deseable eliminar en la medida de lo posible toda la capa de suciedad, sellador y/o barniz antiguo en forma uniforme hasta obtener una superficie de madera natural.

Entonces para realizar la tarea de lijado sin ampollas en las manos y excesiva cantidad de horas de trabajo, recomiendo utilizar una lijadora eléctrica. Si no posee una o no la ha conseguido prestada, considero totalmente valido el adquirir una nueva lijadora, el costo de una lijadora orbital nueva no es demasiado elevado, primero que nada debemos tener claro que existe herramientas de uso domestico y herramientas de uso industrial siendo las ultimas de costo mucho mayor, en la mayoria de los casos, si no nos dedicaremos de lleno a la carpintería una lijadora de uso domestico es suficiente para satisfacer nuestra necesidades, y si suele realizar este tipo de actividades, seguro la utilizará luego.


Como nuestro caso es residencial, ya que deseamos realizar una restauración de muebles ocasional se podría adquirir una lijadora orbital económica, su costo ronda desde los 300 BsF hasta los 400 BsF al momento de escribir esto, son totalmente reparables y usualmente traen carbones de repuesto. Teniendo en cuenta que un juego de comedor  sencillo con 4 sillas de madera y mesa supera fácilmente los 1000Bsf siendo muy conservador,  el costo de la lijadora se recupera con creces al realizar tu mismo la restauración (en especial si los muebles te los regalaron).

Si ya tiene la lijadora, pues es hora de empezar a lijar preferiblemente en espacios exteriores o con ventilación adecuada y se recomienda el uso de mascarilla debido a la gran cantidad de aserrín que puede ser nocivo para la salud cuando se inhala . La lijadora facilita mucho las cosas sin embargo el lijado requiere algo de esfuerzo, pero seguro que vale la pena.

Debemos reponer la capa protectora a la madera de lo contrario la madera será totalmente vulnerable, al agua, a la humedad y en general cualquier agente externo, puesto que la madera al natural es permeable.

Para ello convenientemente se puede emplear “sellador listo para usar” , estos productos están formulados bajo el concepto de eliminar el uso de tintas ya que a medida que se realiza el trabajo de sellar los poros del objeto se va coloreando la superficie en una sola operación lo cual se traduce en ahorro de tiempo y dinero dejándola lista para la aplicación del acabado final elegido. Este sellador se aplica con brocha o pistola.

El resultado final es evidente, en este caso se ha restaurado un juego de comedor sin acudir al carpintero y ha quedado como nuevo. Algunas sillas se ensamblaron nuevamente con pega blanca y clavos pues se encontraban totalmente desarmadas.